Quiénes somos

Equipo

Aurelio Roderíguez Oceanos de Vida Libre

Aurelio Rodríguez

Presidente de Océanos de Vida Libre

Zoólogo, profesor de biología y buceador. Siempre me ha fascinado el océano y me he sentido atraído por él, al igual que por todas las formas de vida que alberga; especialmente la de los cetáceos.

Hace algún tiempo tomé consciencia de que ballenas, delfines, belugas y otros mamíferos marinos, jamás debieron ni deben seguir encerrados en piscinas de paredes de hormigón o metacrilato. Pienso que estos seres tan inteligentes y emocionales merecen todo nuestro respeto y admiración, que no tenemos ningún derecho a privarles de su libertad. 

Por ello nació en mí la necesidad de crear “Océanos de vida libre”, para aportar mi granito de arena y contribuir en el bienestar y fin del cautiverio de delfines, orcas y belugas cautivas en España.

Gloria Hidalga Figueras

Secretaria de Océanos de Vida Libre

Desde bien pequeña supe que quería estudiar a esos seres magníficos que habitan en los océanos. Creo que todo empezó viendo un documental de ballenas, probablemente con la boca abierta.

En cuanto la ley me lo permitió, me convertí en una buceadora entusiasta. Cuando me tocó escoger carrera, sin dudarlo un momento estudié el Grado en Biología Marina y Zoología.

Aunque aquí en España no he podido dedicarme profesionalmente a mi vocación, sí sigo siendo una apasionada del mar y todo lo que habita en él. A través de ONGs y otras organizaciones he ido aportando mis granitos de arena al mundo de la conservación de los cetáceos y ahora, a través de Océanos de Vida Libre, tengo la oportunidad de involucrarme a otro nivel en la lucha por la libertad de estos seres. ¿Te apetece unirte?

Eva Oliva Océanos de Vida Libre

Eva Oliva Jané

Vocal de Océanos de Vida Libre

Técnica en Salud Pública, buceadora y amante de los animales y la naturaleza. Desde pequeñita mis padres me enseñaron a respetar la naturaleza y a amar a los animales que habitan en ella. Cuando ya era un poco mayor, me pasaba los veranos en el mar, podía estar horas observando los peces jugar entre ellos. Entonces empecé a no entender porqué existían lugares, dónde la mayor diversión era ver a todo tipo de mamíferos marinos encerrados entre paredes. Por desgracia, éstos lugares siguen existiendo.

Después de haber sufrido una pandemia mundial, todas las personas hemos podido experimentar el hecho de estar encerrados entre 4 paredes, y ahora empezamos a ver todos los problemas psíquicos, físicos, entre otros que nos ha producido ésta situación. Pero lo más grave de todo es que nuestra situación y nuestro confinamiento fue producido por un virus.

¿Os imagináis si nos obligan a confinar sin motivo alguno, solamente por diversión de otras personas? Pues así es como se deben sentir todos los animales que están en cautiverio, en un confinamiento eterno, sin vida, sin relaciones con sus iguales, privándoles su libertad, eso que tanto queremos los humanos.

Por ello aposté por crear “Océanos de vida libre” y ayudar en el bienestar y el fin del cautiverio de delfines, orcas, belugas, etc, en España.